Rutas Turísticas

Xativa (Valencia)
Precio Consultar
Bono Regalo

  • Información general

Ruta de la Quemà de Xativa

 

La Guerra de Sucesión tuvo su origen en el conflicto que mantuvieron los partidarios de Felipe V y los partidarios del archiduque Carlos de Austria por la sucesión al trono de España.

 

Distintas causas políticas, económicas, sociales y dinásticas provocaron la contienda. El año 1700 murió Carlos II sin descendencia directa, dos parientes suyos con el mismo grado de parentesco optaban en el trono: el archiduque Carlos de Austria y Felipe de Anjou, de la dinastía borbónica francesa. El testamento de Carlos II nombraba heredero a Felipe V, con la condición que renunciara en el trono de Francia, para no reunir las dos coronas en la misma persona. Precisamente el incumplimiento de este requisito fue lo que generó la vertiente internacional, al coligarse prácticamente al resto de las potencias europeas en contra del pretendiente francés. La batalla de Almansa fue una de las muchas que tuvieron lugar durante los casi catorce años que duró la Guerra de Sucesión española, y una de las más importantes por sus consecuencias.

 

Después de la derrota de los austracistas en la Batalla de Almansa (25 de abril de 1707) y la posterior rendición del Reino de Valencia, el ejército borbónico de Felipe V se dirigió hacia Xàtiva, segunda ciudad más importante del reino y bastión austracista, resistió quince días de feroces y despiadadas lides antes de caer en manos felipistas. Xàtiva pagó esta obstinación a sangre y fuego. El mariscal francés de Asfeld cumplió el 19 de junio la orden de incendiar Xàtiva.

 

 

Ruta Casco Histórico

 

 

Pocas ciudades pueden presumir de ofrecer al visitante un legado de acontecimientos y avatares históricos tan extenso y una larga lista de personajes ilustres nacidos en ella.

 

Xàtiva guarda en su espléndido conjunto histórico-artístico la huella del paso de diversas civilizaciones que dejaron ella su cultura, sus monumentos y sus episodios históricos, algunos de ellos cruentos. El viajero que llega a la ciudad, contempla a lo  lejos la silueta de su castillo y las murallas que descienden la montaña abrazando las casas. Inmerso ya en su centro histórico, se pierde por las callejuelas y el entramado árabe de sus barrios altos, dejando volar su imaginación varios siglos atrás, y sorprendiéndose, cuando ante sus ojos se suceden iglesias, conventos, palacios y fuentes monumentales que cuentan historias de asedios y revoluciones, pero también leyendas y costumbres de la vida de numerosas generaciones.

 

 

Ruta La Xàtiva Antigua

 

 

Desde la Colegiata, ascendiendo por la calle del Palau del’Ardriacà (palacio del Arcediano con los escudos Borja en su portada), se llega a la Plaza del Collar de la Paloma, llamada así en honor al bello poema de amor árabe, uno de las mejores creaciones de la literatura árabe-andalusí, escrito por Ibn Hazm en el año 1022 durante su destierro en Xàtiva, a causa de la represión y luchas internas del Califato de Córdoba.

 

Desde la plaza, y ya en las faldas del monte, un camino empedrado en zig-zag asciende hasta la ermita de Sant Josep y el primitivo recinto amurallado de la Xàtiva íbera, romana, visigoda y árabe. A los pies del templo, desde la cruz de piedra, se extiende, con el referente de la monumental Colegiata, el casco antiguo de la ciudad, declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Continuando a la izquierda un camino lleva por la línea de vetustas murallas, pasando por el antiguo convento de Santa María Magdalena de la Aljama del Montsant, hoy convertido en hotel con encanto y de magníficas vistas, y desciende hasta el límite este de la ciudad, por la antigua puerta de Cocentaina, frente a la Fuente Real de los Veinticinco Caños.

Hacia la derecha, siguiendo la base de la muralla, se extiende el mirador del Bellveret, con impactantes vistas al casco histórico de Xàtiva y al Castillo y solar de la Xàtiva antigua.

 

 

Ruta Castillo

 

 

El Castillo de Xàtiva, la fortaleza inexpugnable

Aunque de origen íbero y romano, la mayor parte de los muros y torreones que se han conservado son de técnica islámica o de estilo gótico. Dividido en dos espacios claramente diferenciados; el castillo Menor, -el más antiguo- y el Mayor embellecido y ampliado por árabes y cristianos, la fortaleza guarda entre sus potentes muros, la sombra de Aníbal y de Escipión, el refinamiento de sus árabes alcaides, la historia de asaltos y guerras de frontera, el confinamiento de personales ilustres y su posición de baluarte defensivo estratégico, que le acompaño hasta bien entrado el siglo XIX Recorrer los pasos de ronda de sus murallas es viajar al pasado, a un mundo de hazañas y conquistas, dejando volar la imaginación tras sus almenas.

 

Pieza clave en la historia del Reino de Valencia

Por su especial ubicación y disposición topográfica el Castillo de Xàtiva controlaba la Vía Augusta. Fue escenario de las campañas de Aníbal, Escipión y Sertorio y después jugó un papel fundamental en la caída de la dinastía Omeya y la posterior descomposición del califato de Córdoba. Tras la conquista del rey aragonés Jaime I se convirtió en la fortaleza más importante que defendía el paso desde Castilla hasta la capital del Reino de Valencia y fue prisión de estado de la Corona de Aragón, Entre sus muros estuvieron encerrados pretendientes a esa corona y al reino de Mallorca y Nápoles. Fue visitado por reyes como Jaime I y Felipe III, se convirtió en pieza clave en todas las guerras y revoluciones desde el siglo XIV al XIX, y sufrió especialmente el bombardeo de los cañones del ejército de Felipe V durante la Guerra de Sucesión Española y la demolición que causaron las tropas napoleónicas en su huida, durante la Guerra de la Independencia.

 

En la cresta del monte Vernissa y la Peña Roja se encuentra el Castillo de Xàtiva, uno de los conjuntos fortificados más imponentes e históricos de la Península Ibérica, lo que le valió la declaración de Monumento Nacional en los años 30 del siglo XX. Se llega a la fortaleza por una serpenteante carretera entre pinos que se levanta sobre la histórica ciudad de Xàtiva. La puerta actual esta reconstruida unos metros más atrás de donde estuvo la puerta original -que disponía de reja- y la torre del homenaje, dinamitadas por el ejército francés del mariscal Suchet tras su retirada en la Guerra de la Independencia en los primeros años del siglo XIX.

 

Desde el castillo descienden los lienzos de murallas del albacar que protegían a la población. Se trata de espectaculares lienzos de muralla colgantes que se extienden por la ladera del monte realizados con tapial y mampostería. Se conservan partes de realización islámica y cristiana, así como también algún tramo de origen romano e íbero. En la zona de levante se encuentran varios torreones de los que cabe destacar la Torre del Sol. Se trata de la torre más oriental del albacar. Presenta una planta ovalada al exterior. En ella hay una inscripción árabe en la que se hace referencia a la fecha de construcción, 1210-1211. Cuenta la leyenda de esta torre árabe que debe su nombre a que durante el solsticio de verano, el sol al salir se filtraba por las numerosas ventanas de la torre creando con sus rayos y junto a la exuberante vegetación un ambiente mágico semejante al Paraíso.

 

El castillo está divido en dos partes llamadas el Castillo Menor hacia levante y el Castillo Mayor hacia poniente con una puerta común. Tras la puerta de acceso denominada Puerta de Fuera o Forana, de la que quedan unos pocos restos se encuentra el acceso actual a través de la Puerta Ferrisa. Se trata de una puerta ojival de dovelas lisas protegida por una torre. Junto a la puerta se encuentra una torre mirador.

 

Más información:  www.xativaturismo.com

 


 

Notas: Fotos e imagenes no contractuales. Los precios publicados en este sito web incluyen IVA y gastos administrativos.

Fiestas en Barco

banner fiesta en barco

Comunidad Valenciana

cvalenciana

Nube de Tags